lunes, 13 de mayo de 2019

Notas Biográficas de Carlos Felipe Isaacs Rodríguez “Ñato Califa”

Carlos Felipe Isaacs Rodríguez, conocido como “Ñato Califa”, nace el 25 de abril de 1924 en el distrito de La Chorrera en el hogar formado por sus padres Julio Roberto Isaacs Sánchez y María Encarnación Rodríguez de Isaacs, tuvo nueve hijos, siendo su compañera inseparable su esposa Bernarda “Tona” Canto de Isaacs.



Realizó sus estudios primarios en la Escuela Chiquita hoy conocida como República de Costa Rica, desde los 8 años empieza a interpretar la armónica  instrumento que tocaba su madre y se inclina por jugar béisbol destacándose en la primera base de la selección del distrito de la Chorrera. Desde pequeño empieza a tocar cumbias con la armónica en las fincas  y patios del área.

Al alcanzar la mayoría de edad, con sus ahorros logra comprar un acordeón de dos líneas para así sustituir su inseparable armónica, es tanta su emoción que empieza a tocar con gran destreza "La Danza del Gran Diablo", "La Danza del  Torito", la de "los Mantu", etc.

Su talento llega a interesar al folklorista Leonidas Cajar quien le da la opción de ser el acordeonista del grupo al que pertenecen Catalina “Catita” Carrasco, Lucy Jaén y otras figuras que recorren el país en los distintos eventos, ferias y plazas de baile así como en la ciudad capital donde a nuestra música típica le era muy difícil acceder. Ya para la década de los años 60 decide conformar una agrupación típica que tendría por nombre “Conjunto Estrellas de Oro”, aquellos eran tiempos muy difíciles para interpretar la música típica debido a la escasez de vías de comunicación y de energía  eléctrica, aunado a los  pocos salones de bailes, por ello Ñato que alternaba su vida artística los fines de semana con su trabajo en la Zona del Canal, decide  dedicarse a resaltar La Cumbia Chorrerana.

En unión de un primo que era el artesano de los tambores, la cumbia empieza a conocerse y va desplazándose por todo el país, dándose a conocer en la capital como un género musical distinto y especial dentro del folklore nacional, nacido en La Chorrera este baile tan autóctono y pegajoso se hizo sentir y considerar por propios y extraños como un ícono de la cultura chorrerana. 

Es así que Ñato Califa es reconocido por el pueblo panameño como el mayor exponente de La Cumbia Chorrerana, responsabilidad a que fue fiel este humilde  hijo de esta tierra y que al grito de “Que la cumbia no muera!”, dedicó su vida a exaltar el folclor de la tierra que lo vio nacer.

Fue un 13 de Enero del 2006 que nos dejó para siempre en un fatal accidente en las montañas de Capira  a donde llevaría su cumbia que tanto amó y defendió. Le acompañaron en ese viaje al infinito su hijo también acordeonista Carlos Aníbal Isaacs Tejada, Lucia del Carmen Ureña conocida cómo “Chía”, Ramón Sánchez, Miguel Ángel Aguirre, Luis Antonio Badillo, Edwin Flores y Mauricio Lasso.


Entre sus cumbias podemos mencionar: Un Amigo, Santa Librada, San José, La Celosa, Las Mujeres son  Bonitas, La Bailadora,  Candela,  popularizo  Julia  pela  La Yuca, Ratón
Busca tu Cueva, La Chiva se Quemo etc.

A sus méritos se suma el haber sido escogido como hijo meritorio del distrito de La Chorrera para el año de 1987, y Abanderado de las festividades de 1990 y 1992.

Fue homenajeado por distintos colegios, la Universidad de Panamá y diversas instituciones del Estado, su música contribuyó a dar realce a La Feria de La Chorrera.

Ñato Califa nos deja un legado cultural de amor por lo nuestro, dirigido a que los jóvenes y generaciones del mañana preserven sus raíces y contribuyan al desarrollo de la tierra que los vio nacer. Como reconocimiento al valor y profundidad de este legado, hoy día La Casa de La Cultura de La Chorrera lleva su nombre.

Jorge Luis Escobar J.
jle@tamayorecords.com





Escucha a Ñato Califa y Chía Ureña en Itunes, Spotify, Deezer, Amazon y los mejores portales de descarga y streaming legal en todo el mundo.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Notas Biográficas de Arcelio "Chelo" Mitre: El Acorazado del Canajagua


Arcelio Mitre De León, nació en el Cerro Canajagua, provincia de Los Santos el 11 de junio de 1949, es hijo de Diego Mitre y Amelia De León; es el tercero de ocho hermanos: Ismael, Pedro, Margarita, Flor María, Misael, Oscar, Edilma y Uvaldina. Chelo creció entre el estudio y las labores del campo, ya que desde niño ayudaba a su familia en la siembra de arroz, maíz y café. A muy temprana edad se hizo un acordeón de tabla con el que jugaba silbando como si tocara el instrumento que popularizo Gelo Córdoba.  


En 1961, a la edad de 12 años, debido al estado de salud de su padre, su familia decide mudarse a Tambo, Coclé en la comunidad de Ojo de Agua. Luego su hermano Pedro compra un acordeón de dos hileras a Elías Fernández, con quien Chelo aprende las primeras nociones del acordeón. Ese año fallece su padre, y a pesar de la tristeza que lo embarga se motiva a trabajar con más ahínco para apoyar el sostenimiento de la familia.  

En 1963 su madre le compra un acordeón de tres hileras por 70 dólares. El joven Chelo crecía con el sueño de emular a artistas de la talla de Dorindo Cárdenas, José Vergara,  Fito Espino, Papi Brandao y Ceferino Nieto quienes llenaban las salas de baile en aquella época. Después Amable Córdoba, hijo del desaparecido Gelo Córdoba, quien también vivía en Tambo participa en su formación sobre el uso y ejecución del acordeón. No obstante, Chelo recuerda que por su timidez mayormente se dedico a aprender solo ya que “le daba pena estar preguntando”. En 1964 fallece su madre víctima de cáncer, quedando Chelo en la orfandad a cargo de su hermana Margarita.  

En 1967 ya con 18 años de edad, se muda a Cañita de Chepo con su hermana Edilma, donde ayuda a trabajar la tierra para ganarse el sustento y en sus ratos libres aprovecha para seguir mejorando su ejecución en el Acordeón. Al escuchar sobre su talento musical, los hermanos De León, residentes en el área, hablan con Chelo para que les amenice una fiesta en el sector de Churugandí. Este baile se convierte en el inicio de su vida profesional, por el cual recibió como pago diez balboas, lo acompañan en este evento “Cholo” Vargas en el tambor y su hermano Misael en la Churuca.

En 1970, se muda a Panamá e inicia labores en una abarrotería propiedad de Euclides Velásquez ubicada en Panamá Viejo, sector de puente del Rey; posteriormente trabajo en algunos proyectos de construcción, lo que lo ayudo a forjar el carácter y la disciplina de hombre de bien venido de la cima del Canajagua. Durante aquel periodo Chelo práctica con su acordeón y asiste a los bailes típicos con el fin de aprender otros estilos, es así que en el club 24 ubicado en Calidonia, conoce a Victorio Vergara a quien Chelo le profeso una gran amistad.

En 1973, Chelo funda el conjunto “Ritmos del Canajagua” en honor a su lugar de nacimiento, siendo su cantante Etelvina Quintero.

En 1975 su primo Elías García decide abrir una sala de baile en Cabobre (actual jardín Oasis)  y lo contrata para que toque en la inauguración. Ya en el baile, Elías le pide a Rosa Elvira Salazar que cantara una pieza con Chelo, sin saber que esto sería el comienzo de una relación más que laboral, pues hasta el día de hoy “La Golondrina Invencible” es la compañera sentimental de este gran acordeonista. Es así que en 1976 Rosa Elvira Salazar, quien canto junto a Alfredo Escudero, Victorio Vergara, Dorindo Cárdenas y Osvaldo Ayala, ingresa al conjunto Ritmo del Canajagua.

La fama de Chelo Mitre y su Ritmo del Canajagua se fue acrecentando y las empresas de espectáculos más reconocidas de la época como: ORCA (Ordoñez-Cárdenas), Espectáculos Unidos y DECATO (Decerega-Carrizo-Nieto) lo buscan para abrir los bailes, en los conocidos “Saraos”, a grandes artistas tales como Ceferino Nieto, Osvaldo Ayala, Dorindo Cárdenas, Teresin Jaén y Victorio  Vergara. Con este último toco mano a mano desde 1982 a 1985 en el toldo “Los Campeones” durante las fiestas del carnaval de Panamá. Es a Victorio y a Juan Castillo a quienes Chelo les atribuye el haber tenido la oportunidad de tocar por primera vez en la ciudad de Panamá.

Chelo Mitre “el acorazado del Canajagua” y Rosa Elvira Salazar “La golondrina invencible” son ejemplo vivo del talento natural que emerge de nuestras raíces interioranas. El acordeón de Chelo y la voz de Rosa Elvira tienen el sabor de nuestro campo, la energía y perseverancia de nuestra gente y la suavidad refrescante de las brisas de su natal Canajagua. En esta producción hemos incluido lo mejor de sus primeras canciones, con los éxitos que hoy día llevan al público bailador a las salas donde él ameniza.

Chelo Mitre ejemplo de humildad, lucha, talento y perseverancia constituye fiel ejemplo del espíritu inquebrantable de nuestro pueblo y proyecta hacia el futuro la autenticidad de nuestra cultura.

Jorge Luis EscobarJ.
jle@tamayorecords.com

viernes, 18 de enero de 2019

Clásicos de Oro de la Música Típica 1950 - 2010: La Música Típica y su papel en el fortalecimiento de la identidad panameña

La música típica popular panameña constituye un elemento integrador que, a lo largo del siglo XX, contribuyó de manera significativa a afirmar la identidad nacional en torno a las raíces y costumbres ancestrales de nuestros hombres y mujeres del campo, jugando un papel contrahegemónico ante la influencia cultural proveniente de la metrópoli que, durante un siglo, ejerció control de la zona de tránsito interoceánico. 

El aporte de Rogelio "Gelo" Córdoba, quien desde su natal poblado de El Mogollón de Macaracas, provincia de Los Santos fue pionero e impulsó el uso del acordeón en nuestra música típica, dio paso al surgimiento de acordeonistas, conjuntos típicos, músicos y cantantes cuyo talento impuso lo nacional sobre lo foráneo, tales como: José Vergara "El Diablo del Acordeón", Yin Carrizo "El Cantor de La Patria", Dorindo Cárdenas "El Premier de Los Comendadores", Teresín Jaén "El Rey", Victorio Vergara "El Tigre de la Candelaria", Alfredo Escudero "El Montañero", Osvaldo Ayala "El Escorpión de Paritilla", Lucho De Sedas "El Cantante del Amor", Ulpiano Vergara "El Mechiblanco", Ceferino Nieto "El Titán de Las Américas", Chelo Mitre "El Acorazado del Canajagua", Chilo Pitti "El Huracán Chiricano", Chalino Nieto "El Angel Blanco", Amadis Bernal "El Rejo Santeño", Fito Espino "El Látigo Tableño", Dimas Sandoval "El Romántico Veraguense",  Pepo Barría "El Galán del Acordeón", Claudio Castillo, Uruguay Nelson "El Trovador", Colaquito Cortez "El Brujo Azul", Carlos Felipe Isaac "Ñato Califa", Leonidas Cajar, Sindo Lopez, Leo Mendieta y muchos más.

Para más información sobre Gelo Córdoba ir a este link:

Colección Clásicos de Oro de la Música Típica 1950 - 2010

Teniendo como base musical la formación instrumental de los conjuntos folclóricos nacionales, la música típica popular panameña, incorpora ritmos e instrumentos de la música latina contemporánea, con notables interpretaciones en ritmo de cumbia, atravesado, tamborera, tamborito, pasebol, e influencias rítmicas provenientes del danzón, el merengue, la salsa, el porro, el vallenato, entre otros.

Sus composiciones e interpretaciones le cantan a las vivencias del hombre del campo, al amor, al trabajo de la tierra, a factores relacionados al contexto histórico de la época, a la patria y a la tierra que lo vio nacer. El advenimiento de la radio generó interesantes fusiones y adaptaciones de canciones provenientes de Suramérica y el Caribe interpretadas con "sabor panameño".

Selección de los Temas Musicales
Hemos seleccionado los temas musicales más exitosos de las seis décadas transcurridas, desde el inicio del movimiento de música típica panameña hasta el 2010, tomando en cuenta las recomendaciones de fanáticos, las listas de popularidad de la época, los registros de fabricación y ventas del periodo (archivo histórico de Discos Tamayo), así como recomendaciones de reconocidos Djs, folcloristas y los más grandes artistas de Panamá, para elaborar cada uno de los volúmenes de esta colección, con la finalidad de poner al alcance de nacionales y extranjeros canciones que han superado la barrera del tiempo, enraizandose en la memoria colectiva como parte de la identidad cultural de Panamá y los panameños.

Colección
Con 100 canciones en 6 volúmenes, grandes éxitos de todos los tiempos, y ya en elaboración el volumen 7,  Clásicos de Oro de la Música Típica es la más grande selección de éxitos de música típica popular panameña, inspirada en la visión de nuestro fundador Rodrigo De Jesús Escobar Tamayo, cuyo legado de amor por Panamá, está inmerso en esta colección.



DISFRUTE LA COLECCIÓN 
CLÁSICOS DE ORO DE LA MÚSICA TÍPICA
Disponible en CD, descarga digital y streaming en todo el mundo






jueves, 20 de diciembre de 2018

Panamá, Las mejores bandas de Rock en Español




Lo Mejor del Rock Panameño es una compilación de las mejores bandas y los éxitos más famosos del movimiento de rock panameño que brillo exponencialmente en las interpretaciones de: Océano, Quarzo, Los Tímidos, Peso Neto, Alfa Crucis, Tierra de Nadie, Habeas Corpus, Rogam, Fósiles Mecánicos, Anónimo, Laberinto, Escombros,  2 con 8.

La primera edición de este álbum fue lanzada en 1990 con 12 temas musicales, siendo un éxito de ventas que pasó a convertirse en una producción referente de la riqueza musical e interpretativa del "rock en tu idioma", como era llamado en toda América Latina.

Esta edición especial cuenta con 15 temas que dejaran en usted el sabor musical de los 80s, época que marcó el surgimiento de un rico y variado movimiento de Rock en español panameño, cuyos mejores éxitos están insertos en esta producción.

Contexto histórico-musical:
Los ritmos Anglo impactaron el gusto de la población urbana de Panamá a través de las transmisiones de radio (desde 1941) y televisión (desde 1956) en idioma inglés emitidas por el Southern Command Network (SCN), en las provincias de Panamá y Colón, que hasta el 1 de julio de 1999 operó en Panamá como parte de la estructura de defensa del Canal de Panamá a cargo del Comando Sur de Estados Unidos. El surgimiento del Rock, como género musical, se fue posicionando entre la población del área urbana de la zona de tránsito interoceánico a partir de los 60s, y ya en las décadas del 70 y 80, artistas y bandas como Peter Frampton, Alice Cooper, Black Sabbath, Led Zeppelin, Boston, Steve Miller Band, Rush, Scorpions, Rolling Stones, The Police, Iron Maiden, Chicago, y otras más ocuparon las primeras listas de popularidad entre la juventud de la época.


La década del 80 impactó la cultura rock latinoamericana, contribuyendo a esto la guerra de las Malvinas o Falklands (1982, Inglaterra - Argentina) y la prohibición de escuchar música en inglés en las emisoras de ese país, lo que motivó que muchas bandas y canciones que habían estado censuradas en sus países de origen de pronto encontraron total exposición en radio, prensa y TV, dando esto gran impulso regional a bandas argentinas, españolas y chilenas como Soda Stereo, Enanitos Verdes, Los Fabulosos Cadillacs, Miguel Mateos, entre otras.


En este contexto la Banda de rock panameño "Océano", integrada por Leo Goldfarb (batería y voz), Salomon "Salo" Shamah (teclados, guitarras y voz), Boris Alara (guitarras y voz), Patrizio Marucci (bajo y coros) y Zito Barés (percusión), en 1982 es pionera en interpretar sus propias composiciones en idioma español, logrando los primeros lugares del hit parade en las estaciones de radio panameñas, posicionándose entre la población joven, que se identificó con la temática de sus canciones y la armonía de sus interpretaciones, con super éxitos como: "Te lo digo" y "El Derramo su amor por ti" (incluidos en esta edición especial), Dando paso a una efervescencia nacional por el Rock en Español destacándose: Peso Neto, Alfa Crucis, Los Tímidos, Tierra de Nadie, 2 con 8, Fósiles Mecánicos, Anónimo, Los 33, Habeas Corpus, Laberinto, Quarzo, Escombros, Rogam. 

En este álbum "edición especial", hemos incluido temas originales de bandas icónicas pioneras del movimiento de rock en español en Panamá, cuyos éxitos influyeron en la evolución del rock en español en América. 


Edición Especial "LO MEJOR DEL ROCK PANAMEÑO, disfrutelo!.

Disponible en CD y para descarga o streaming en todos los portales digitales 


Links de Streaming / Descarga:


sábado, 1 de diciembre de 2018

La Banda de Rock de Panamá SANTOS DIABLOS presenta su nuevo álbum "Calle de La Vida"

Una sabrosa y refrescante fusión de sonidos se aglutinan en el álbum "Calle de La Vida", del grupo de Rock panameño Santos Diablos. La banda está conformada por músicos experimentados, con largas carreras musicales y han procurado mezclar los géneros de música que mueven a sus integrantes, ya que todos tienen tendencias musicales distintas. 

Hay rockeros, salseros, jazzistas y esa combinación de colores musicales es justamente lo que hace a esta banda tan especial y diferente.


"Pasamos de ser un mercado profundamente influenciado por los ritmos caribeños a ser un mercado que ahora recibe influencias de todas partes del mundo y más rápido que nunca. El nombre de Santos Diablos hace alusión a esa introspección que todos debemos hacer en algún momento. No somos sólo una cosa... todos llevamos un poco de varias cosas en nuestro interior". 

Tony Martínez C. (Voz y Percusiones)
Santos Diablos



La banda está conformada por Tony Martínez C. (Voz y Percusiones), Ariel Sanmartín Méndez (voces y guitarra rítmica), Boris Allara (Guitarra principal), Leo Goldfarb (voces y batería), Luis Valencia (Bajo) y David Gómez (voz principal).




Tamayo Records, presenta el álbum "Calle de La Vida", una fusión Rock de ritmos Anglo, Caribe y Latino, que transmiten energía y emoción. La calidad musical de Santos Diablos es insuperable, cada canción es una historia, que fluye a través de una fusión musical única. Disfrutelo!

Jorge Luis Escobar J.
ceo@tamayorecords.com


Disponible en Spotify, Apple Music, Deezer y más de 140 portales 
de streaming y descarga digital en todo el mundo.

jueves, 27 de abril de 2017

COMBOS NACIONALES PANAMÁ 1960-1985: Fusión Musical del Caribe y Las Américas


Naturaleza del movimiento
Nacido en los años 30, con fuerte influencia de los ritmos caribeños y de otras latitudes, el movimiento de música tropical en Panamá surge y se fortalece en la zona transístmica ocupada por las ciudades de Panamá y Colón, por tanto posee características urbanas y se nutre musicalmente primero, con los inmigrantes que llegan para la construcción del canal y luego de las múltiples influencias que llegan a Panamá por su condición de paso obligado entre el Atlántico y el Pacífico.

Principales Exponentes

De este movimiento tropical emergen grandes figuras y orquestas como las de: Armando Boza, Lucho Azcárraga, Salvador Muñoz, Alberto Galimany, Víctor Boa, Clarence Martin, Camilo Rodríguez, Fernando Peña, Gustavo Hernández, Alonso Wilson, Silvia de Grasse, Marta Estela Paredes, Nelly Barreto, Bárbara Wilson, Solinka, Máximo Rodríguez y sus Estrellas Panameñas, La Súper Orquesta de Raúl Ortiz, El Conjunto Latino de Papi Arosemena, La Orquesta de Avelino Muñoz, La Universal de Mojica, La Orquesta Rumba Casino, La Orquesta de Marcelino Álvarez, La Sonora Panamericana, La Nueva Alegría y muchas más; que lograron deslumbrar con su talento escenarios de Nueva York, Miami, Texas, California, Washington y las principales capitales latinoamericanas.


Esta riqueza musical generó una brillante vida nocturna a las ciudades de Panamá y Colón y dio a conocer fuera de las fronteras el talento musical de los panameños.

El final de la década del 50 e inicio de los 60 genera un punto de quiebre en este movimiento musical hasta entonces dominado por los ritmos cubanos, ya que se introduce el rock, el soul, el jazz y el blues en el gusto musical panameño, lo que da origen a nuevas propuestas musicales generadas principalmente en la generación joven de la ciudad de Colón, donde se inicio el desarrollo de las que serían bandas legendarias  dentro de este movimiento musical, como: Los Dinámicos Exciters, Los Silvertones, Los Soul Fantastics, Los Fabulosos Festivals, Los Persuaders, Los Sui Generis, Los Gliders, Los Morenos Alegres, Los Caballeros de Colón, Los Salvajes del Ritmo, Los Hermanos Duncan, a los cuales se suman valiosas propuestas musicales de índole caribeño como Los Beachers, Lord Cobra y otros importantes calipsonians como Lord Kontiki, Black Majesty, Lord Hamburguer y Lord Panamá.

Discos Tamayo, vio nacer el movimiento de Combos y participó activamente en el crecimiento y expansión de sus expresiones musicales, las cuales dio a conocer en  Europa, Estados Unidos, Asia y Latinoamérica al tiempo que creo espacios de oportunidad que dieron origen a la fundación y desarrollo artístico de una cantidad importante de estas bandas.

 El Final de los 60 e inicio de los 70, trae consigo el surgimiento de bandas que fusionan ritmos cubanos, puertorriqueños, colombianos, brasileños y anglosajones con gran éxito como Los Mozambiques, Bush y sus Magníficos, El Combo Impacto, Los Skorpio, Los Arcoiris, Los Naturales, Expresión Latina, El Pacific Combo, Los Excelentes, Los Superiores, Los Shelters, Los Juveniles, Los Papacitos, Los Dinámicos del Ritmo, Los Magnéticos, Roberto y su Zafra, Monchy Luca, Los Astros del Ritmo así como solistas inmortales como Joe Clark, Alex Duncan, Carlos el Grande, Chino Williams, Eduardito Ruiz, Arcadio Molinar, Daniel Bulgin, Eugene Chambers, Jaime Morrel, El Sargento Buggy, Baby Santizo, Manito Johnson, Fernando Greaves, Beny Romero y Gabino Pampini, este último descubierto por Rodrigo Escobar Tamayo, quien le grabó su primer tema a la edad de 17 años: el súper éxito La Luna y el Toro.

Los años 80 traen consigo la adopción de ritmos antillanos como el reggae y el compás, del que fueron pioneros Los Hermanos Duncan, y finalizando la década Sweet Edition con Gaby.

La emigración a EEUU de los integrantes de bandas completas como Los Persuaders, Los Exciters y el surgimiento de las discotecas móviles generó un declive de las presentaciones en vivo y con ello una reducción significativa del movimiento de Combos Nacionales. 

Importancia para el estudio de la música tropical de Latinoamérica y el Caribe
La importancia de los Combos Nacionales radica en la riqueza cultural de los ritmos que interpreta y las interesantes fusiones que se generan por la creatividad y talento de sus intérpretes. Y junto a las vivencias que cada una de estas bandas experimentaban en sus presentaciones fueron naciendo obras que se convertirían en álbumes y canciones iconos de esta generación musical.


En perspectiva, no es sino hasta la década del 90 que los países latinoamericanos abren sus fronteras al mundo y se globalizan culturalmente. Sin embargo, Panamá, desde el siglo XIX, ha sido una nación abierta a la globalización cultural que avanza tras el desarrollo de la zona de tránsito en el istmo. Esto se inicia a partir de 1855 con el inicio de operaciones en Panamá del primer ferrocarril interoceánico del mundo.

Esta globalización cultural impactó nuestras expresiones musicales y nos permite observar, en cada década de nuestra música tropical panameña del siglo XX, rasgos profundos e interesantes fusiones de los ritmos y expresiones musicales tropicales que imperaron durante un siglo en América Latina; tal como si hiciéramos un corte transversal de nuestro planeta para entender su evolución geológica.
 
Este aporte al estudio de la evolución musical tropical latinoamericana solo es posible encontrarlo en los Combos Nacionales de Panamá, de allí la importancia de esta colección.
   



COMBOS NACIONALES: PANAMA 1960-1985
PANAMA: MUSICAL FUSION OF AMERICA AND THE CARIBBEAN

Notes about the origin and evolution of the Panamanian tropical music movement called: "Combos Nacionales"

Nature of the movement
Born in the 1930s, with strong influence from Caribbean rhythms and from other latitudes, the tropical music movement in Panama arises and is strengthened in the area occupied by the cities of Panama and Colón, therefore possesses urban characteristics and gets musical inputs first, from immigrants who arrive for the construction of the canal and then from multiple influences arriving in Panama as a forced crossing between the Atlantic and the Pacific.

Main exponents
From this tropical movement came out orchestras and important figures such as: Armando Boza, Lucho Azcárraga, Salvador Muñoz, Alberto Galimany, Víctor Boa, Clarence Martin, Camilo Rodríguez, Fernando Peña, Gustavo Hernández, Alonso Wilson, Silvia de Grasse, Marta Estela Paredes, Nelly Barreto, Bárbara Wilson, Solinka, Máximo Rodríguez y sus Estrellas Panameñas, La Súper Orquesta de Raúl Ortiz, El Conjunto Latino de Papi Arosemena, La Orquesta de Avelino Muñoz, La Universal de Mojica, La Orquesta Rumba Casino, La Orquesta de Marcelino Álvarez, La Sonora Panamericana, La Nueva Alegría and many more; who got to amaze, with their talent, scenarios in New York, Miami, Texas, California, Washington and  in the main Latin American capitals.

This musical wealth generated a brilliant night life in the cities of Panama and Colon and unveiled, outside the country borders, the Panamanian musical talent.

The end of the 50s and beginning of the 60s may be identified a break point  in this musical movement, until then dominated by Cubans, because it introduces the rock, soul, jazz and blues in the Panamanian music rhythms, giving rise to new musical proposals, mainly among the young people in the city of Colon, where it began the development of what would become the legendary bands in this musical movement, such as:  Los Dinámicos Exciters, Los Silvertones, Los Soul Fantastics, Los Fabulosos Festivals, Los Persuaders, Los Sui Generis, Los Gliders, Los Morenos Alegres, Los Caballeros de Colón, Los Salvajes del Ritmo, Los Hermanos Duncan, which were  then joined by  valuable Caribbean musical  proposals such as Los Beachers, Lord Cobra y otros importantes calipsonians como Lord Kontiki, Black Majesty, Lord Hamburguer y Lord Panamá.

Discos Tamayo, witnessed the birth of the Combos movement and actively participated in the growth and expansion of their musical expressions, through the release of their music in Europe, America, Asia and Latin America and at the same time creating opportunity spaces which allowed the establishment and artistic development of many of these bands.

The end of 1960s and early 1970s, brings with it the emergence of bands that blended, with great success, Cuban, Puerto Ricans, Colombians, Brazilians and Anglo-Saxons rhythms.  Some of these bands were: Los Mozambiques, Bush y sus Magníficos, El Combo Impacto, Los Skorpio, Los Arcoiris, Los Naturales, Expresión Latina, El Pacific Combo, Los Excelentes, Los Superiores, Los Shelters, Los Juveniles, Los Papacitos, Los Dinámicos del Ritmo, Los Magnéticos, Roberto y su Zafra, Monchy Luca, Los Astros del Ritmo as well as immortal soloists like  Joe Clark, Alex Duncan, Carlos el Grande, Chino Williams, Eduardito Ruiz, Arcadio Molinar, Daniel Bulgin, Eugene Chambers, Jaime Morrel, El Sargento Buggy, Baby Santizo, Manito Johnson, Fernando Greaves, Beny Romero y Gabino Pampini,  this last promoted by Rodrigo Escobar Tamayo, who recorded his first song at the age of 17: the super hit La Luna y el Toro.

The 1980s bring with them the adoption of Antillean reggae rhythms and the compass, which pioneered Los Hermanos Duncan and Sweet Edition with Gaby.

The emigration to the U.S.A. of all the members from bands such as Los Persuaders, Los Exciters and the appearance of mobile discotheques, caused the diminishing of live presentations and thus a significant reduction in the movement of the Combos Nacionales.

Importance for the study of Latin America and the Caribbean tropical music
The importance of the Combos Nacionales lies in the cultural wealth of the rhythms that they represent and the interesting fusions that are generated by the creativity and talent of their performers. Beside, the experiences that each of these bands lived through in their presentations gave birth to songs and albums that became icons of this music generation.

In prospect, it is until the 1990s when the Latin American countries opened their borders to the world and to the cultural globalization. However, Panama, since the 19th century, has been a nation open to cultural globalization that moves forward after the development of the transit area in the isthmus. This starts from 1855 at the beginning of operations in Panama of the first inter-oceanic railway in the world.

This cultural globalization had an impact in our musical expressions and allows us to observe, in each decade of our Panamanian tropical music of the 20th century, in-depth   features and interesting fusion of rhythms and tropical musical expressions which prevailed over a century in Latin America, such as if we did a cross-section of our planet to understand its geological evolution.

This contribution to the study of the tropical Latin American musical evolution is only possible to find in the Combos Nacionales de Panama, hence the importance of this collection.


Combos Nacionales de Panamá, disponible en CD+DVD, para descarga y streaming digital en los principales portales digitales en todo el mundo, disfrutelo!


Enlaces para compra de CD+DVD (Amazon) y Streaming o descarga: