jueves, 27 de abril de 2017

NOTAS SOBRE EL ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LOS COMBOS NACIONALES

Naturaleza del movimiento
Nacido en los años 30, con fuerte influencia de los ritmos caribeños y de otras latitudes, el movimiento de música tropical en Panamá surge y se fortalece en la zona transístmica ocupada por las ciudades de Panamá y Colón, por tanto posee características urbanas y se nutre musicalmente primero, con los inmigrantes que llegan para la construcción del canal y luego de las múltiples influencias que llegan a Panamá por su condición de paso obligado entre el Atlántico y el Pacífico.


Principales Exponentes
De este movimiento tropical emergen grandes figuras y orquestas como las de: Armando Boza, Lucho Azcárraga, Salvador Muñoz, Alberto Galimany, Víctor Boa, Clarence Martin, Camilo Rodríguez, Fernando Peña, Gustavo Hernández, Alonso Wilson, Silvia de Grasse, Marta Estela Paredes, Nelly Barreto, Bárbara Wilson, Solinka, Máximo Rodríguez y sus Estrellas Panameñas, La Súper Orquesta de Raúl Ortiz, El Conjunto Latino de Papi Arosemena, La Orquesta de Avelino Muñoz, La Universal de Mojica, La Orquesta Rumba Casino, La Orquesta de Marcelino Álvarez, La Sonora Panamericana, La Nueva Alegría y muchas más; que lograron deslumbrar con su talento escenarios de Nueva York, Miami, Texas, California, Washington y las principales capitales latinoamericanas.

Esta riqueza musical generó una brillante vida nocturna a las ciudades de Panamá y Colón y dio a conocer fuera de las fronteras el talento musical de los panameños.

El final de la década del 50 e inicio de los 60 genera un punto de quiebre en este movimiento musical hasta entonces dominado por los ritmos cubanos, ya que se introduce el rock, el soul, el jazz y el blues en el gusto musical panameño, lo que da origen a nuevas propuestas musicales generadas principalmente en la generación joven de la ciudad de Colón, donde se inicio el desarrollo de las que serían bandas legendarias  dentro de este movimiento musical, como: Los Dinámicos Exciters, Los Silvertones, Los Soul Fantastics, Los Fabulosos Festivals, Los Persuaders, Los Sui Generis, Los Gliders, Los Morenos Alegres, Los Caballeros de Colón, Los Salvajes del Ritmo, Los Hermanos Duncan, a los cuales se suman valiosas propuestas musicales de índole caribeño como Los Beachers, Lord Cobra y otros importantes calipsonians como Lord Kontiki, Black Majesty, Lord Hamburguer y Lord Panamá.

Discos Tamayo, vio nacer el movimiento de Combos y participó activamente en el crecimiento y expansión de sus expresiones musicales, las cuales dio a conocer en  Europa, Estados Unidos, Asia y Latinoamérica al tiempo que creo espacios de oportunidad que dieron origen a la fundación y desarrollo artístico de una cantidad importante de estas bandas.

 El Final de los 60 e inicio de los 70, trae consigo el surgimiento de bandas que fusionan ritmos cubanos, puertorriqueños, colombianos, brasileños y anglosajones con gran éxito como Los Mozambiques, Bush y sus Magníficos, El Combo Impacto, Los Skorpio, Los Arcoiris, Los Naturales, Expresión Latina, El Pacific Combo, Los Excelentes, Los Superiores, Los Shelters, Los Juveniles, Los Papacitos, Los Dinámicos del Ritmo, Los Magnéticos, Roberto y su Zafra, Monchy Luca, Los Astros del Ritmo así como solistas inmortales como Joe Clark, Alex Duncan, Carlos el Grande, Chino Williams, Eduardito Ruiz, Arcadio Molinar, Daniel Bulgin, Eugene Chambers, Jaime Morrel, El Sargento Buggy, Baby Santizo, Manito Johnson, Fernando Greaves, Beny Romero y Gabino Pampini, este último descubierto por Rodrigo Escobar Tamayo, quien le grabó su primer tema a la edad de 17 años: el súper éxito La Luna y el Toro.

Los años 80 traen consigo la adopción de ritmos antillanos como el reggae y el compás, del que fueron pioneros Los Hermanos Duncan, y finalizando la década Sweet Edition con Gaby.

La emigración a EEUU de los integrantes de bandas completas como Los Persuaders, Los Exciters y el surgimiento de las discotecas móviles generó un declive de las presentaciones en vivo y con ello una reducción significativa del movimiento de Combos Nacionales. 

Importancia para el estudio de la música tropical de Latinoamérica y el Caribe
La importancia de los Combos Nacionales radica en la riqueza cultural de los ritmos que interpreta y las interesantes fusiones que se generan por la creatividad y talento de sus intérpretes. Y junto a las vivencias que cada una de estas bandas experimentaban en sus presentaciones fueron naciendo obras que se convertirían en álbumes y canciones iconos de esta generación musical.


En perspectiva, no es sino hasta la década del 90 que los países latinoamericanos abren sus fronteras al mundo y se globalizan culturalmente. Sin embargo, Panamá, desde el siglo XIX, ha sido una nación abierta a la globalización cultural que avanza tras el desarrollo de la zona de tránsito en el istmo. Esto se inicia a partir de 1855 con el inicio de operaciones en Panamá del primer ferrocarril interoceánico del mundo.

Esta globalización cultural impactó nuestras expresiones musicales y nos permite observar, en cada década de nuestra música tropical panameña del siglo XX, rasgos profundos e interesantes fusiones de los ritmos y expresiones musicales tropicales que imperaron durante un siglo en América Latina; tal como si hiciéramos un corte transversal de nuestro planeta para entender su evolución geológica.
 
Este aporte al estudio de la evolución musical tropical latinoamericana solo es posible encontrarlo en los Combos Nacionales de Panamá, de allí la importancia de esta colección.
   

COMBOS NACIONALES: PANAMA 1960-1985
PANAMA: MUSICAL FUSION OF AMERICA AND THE CARIBBEAN

Notes about the origin and evolution of the Panamanian tropical music movement called: "Combos Nacionales"

Nature of the movement
Born in the 1930s, with strong influence from Caribbean rhythms and from other latitudes, the tropical music movement in Panama arises and is strengthened in the area occupied by the cities of Panama and Colón, therefore possesses urban characteristics and gets musical inputs first, from immigrants who arrive for the construction of the canal and then from multiple influences arriving in Panama as a forced crossing between the Atlantic and the Pacific.

Main exponents
From this tropical movement came out orchestras and important figures such as: Armando Boza, Lucho Azcárraga, Salvador Muñoz, Alberto Galimany, Víctor Boa, Clarence Martin, Camilo Rodríguez, Fernando Peña, Gustavo Hernández, Alonso Wilson, Silvia de Grasse, Marta Estela Paredes, Nelly Barreto, Bárbara Wilson, Solinka, Máximo Rodríguez y sus Estrellas Panameñas, La Súper Orquesta de Raúl Ortiz, El Conjunto Latino de Papi Arosemena, La Orquesta de Avelino Muñoz, La Universal de Mojica, La Orquesta Rumba Casino, La Orquesta de Marcelino Álvarez, La Sonora Panamericana, La Nueva Alegría and many more; who got to amaze, with their talent, scenarios in New York, Miami, Texas, California, Washington and  in the main Latin American capitals.

This musical wealth generated a brilliant night life in the cities of Panama and Colon and unveiled, outside the country borders, the Panamanian musical talent.

The end of the 50s and beginning of the 60s may be identified a break point  in this musical movement, until then dominated by Cubans, because it introduces the rock, soul, jazz and blues in the Panamanian music rhythms, giving rise to new musical proposals, mainly among the young people in the city of Colon, where it began the development of what would become the legendary bands in this musical movement, such as:  Los Dinámicos Exciters, Los Silvertones, Los Soul Fantastics, Los Fabulosos Festivals, Los Persuaders, Los Sui Generis, Los Gliders, Los Morenos Alegres, Los Caballeros de Colón, Los Salvajes del Ritmo, Los Hermanos Duncan, which were  then joined by  valuable Caribbean musical  proposals such as Los Beachers, Lord Cobra y otros importantes calipsonians como Lord Kontiki, Black Majesty, Lord Hamburguer y Lord Panamá.



Discos Tamayo, witnessed the birth of the Combos movement and actively participated in the growth and expansion of their musical expressions, through the release of their music in Europe, America, Asia and Latin America and at the same time creating opportunity spaces which allowed the establishment and artistic development of many of these bands.

The end of 1960s and early 1970s, brings with it the emergence of bands that blended, with great success, Cuban, Puerto Ricans, Colombians, Brazilians and Anglo-Saxons rhythms.  Some of these bands were: Los Mozambiques, Bush y sus Magníficos, El Combo Impacto, Los Skorpio, Los Arcoiris, Los Naturales, Expresión Latina, El Pacific Combo, Los Excelentes, Los Superiores, Los Shelters, Los Juveniles, Los Papacitos, Los Dinámicos del Ritmo, Los Magnéticos, Roberto y su Zafra, Monchy Luca, Los Astros del Ritmo as well as immortal soloists like  Joe Clark, Alex Duncan, Carlos el Grande, Chino Williams, Eduardito Ruiz, Arcadio Molinar, Daniel Bulgin, Eugene Chambers, Jaime Morrel, El Sargento Buggy, Baby Santizo, Manito Johnson, Fernando Greaves, Beny Romero y Gabino Pampini,  this last promoted by Rodrigo Escobar Tamayo, who recorded his first song at the age of 17: the super hit La Luna y el Toro.

The 1980s bring with them the adoption of Antillean reggae rhythms and the compass, which pioneered Los Hermanos Duncan and Sweet Edition with Gaby.

The emigration to the U.S.A. of all the members from bands such as Los Persuaders, Los Exciters and the appearance of mobile discotheques, caused the diminishing of live presentations and thus a significant reduction in the movement of the Combos Nacionales.

Importance for the study of Latin America and the Caribbean tropical music
The importance of the Combos Nacionales lies in the cultural wealth of the rhythms that they represent and the interesting fusions that are generated by the creativity and talent of their performers. Beside, the experiences that each of these bands lived through in their presentations gave birth to songs and albums that became icons of this music generation.

In prospect, it is until the 1990s when the Latin American countries opened their borders to the world and to the cultural globalization. However, Panama, since the 19th century, has been a nation open to cultural globalization that moves forward after the development of the transit area in the isthmus. This starts from 1855 at the beginning of operations in Panama of the first inter-oceanic railway in the world.

This cultural globalization had an impact in our musical expressions and allows us to observe, in each decade of our Panamanian tropical music of the 20th century, in-depth   features and interesting fusion of rhythms and tropical musical expressions which prevailed over a century in Latin America, such as if we did a cross-section of our planet to understand its geological evolution.

This contribution to the study of the tropical Latin American musical evolution is only possible to find in the Combos Nacionales de Panama, hence the importance of this collection.

1 comentario:

Galadriel dijo...

Mi abuela materna es Nelly Barreto (QUEPD) me gustaria saber si ustedes tienen una lista de su discografia? estoy haciendo el arbol familiar y me gustaria tener esa informacion. Gracias de antemano